sábado, 31 de diciembre de 2011

Final de año...

Este ha sido un año un tanto convulso. Poco se queda corto, mucho a lo mejor es irse demasiado lejos, porque las estimaciones para el 2012 sobrepasan con creces todas las luchas y estallidos que se han dado este año. Si el curso empezó calentito con el mayor ataque hecho a la educación pública en años, el 2012 parece que va a empezar con un ataque progresivo a las condiciones de vida de la clase trabajadora... 


Aún así el año 2011 ha sido extraño, parece que estos doce meses que van de enero a diciembre hayan sido doce años... En enero nos comíamos el roscón con un Pacto sobre las pensiones que alargaba la edad de jubilación hasta los 67 años. Además en Túnez los vientos de cambio soplaron y el mundo árabe, aquel mundo tenebroso de fundamentalismo y oscurantismo demostró ni ser tan fundamentalista, ni tan oscuro. Febrero continuó lo que enero nos había dejado, en Egipto los trabajadores tumbaban en la plaza Tahrir la dictadura de Mubarak. Marzo puso a prueba los entresijos de aquellos que se llamaban pacifistas. Si la invasión de Iraq fue repudiada por toda la ciudadanía, y se vio como lo que era, un intento de apropio de los EEUU sobre los recursos petroleros iraquíes, parece que Libia era una guerra humanitaria, y que las bombas que la OTAN lanzaba sobre Trípoli sólo era un juego de a ver quién mataba más marcianitos, si ellos o el dictador Gadafi. En ningún momento defenderé a Gadafi, más aún, hay una alegría interna en que su yugo se haya apartado de Libia pero, como dijo Silvio Rodríguez, a Libia le deseo algo mejor que Gadafi, pero a la bota extranjera que le humille... le deseo un Vietnam. Abril pasó tranquilo y sin sobresaltos, entre movilizaciones de estudiantes como la del 30 de marzo o la del 7 de abril, que pasaron sin pena ni gloria por el panorama político social español. Llego mayo y ¡qué decir que no se haya dicho ya! el 15M las elecciones del 22 de mayo, la noche de la desobediencia... cuando cientos de miles de personas nos apretábamos en la plaza del Sol y todo el mundo se hacía eco de ese reflexionar en la calle. Luego vinieron algunos desencantos y entre manifestaciones y asambleas pasaron junio y julio. En julio los recortes más salvajes jamas vistos en la educación pública madrileña, con unas instrucciones de comienzo de curso que dejaban fuera a 3200 profesores interinos. Recordaré siempre la asamblea en el IES Beatriz Galindo, un 21 de julio si no me falla la memoria, con la indignación de miles de profesores. No había ganas de quedarse en casa, había ganas de comerse las calles y plantarle cara a Esperanza Aguirre y Lucía Figar. En agosto la visita del Papa a Madrid... el desalojo de Sol y los golpes recibidos. No, nunca podré olvidar la cara de aquel policía mientras nos empujaba y golpeaba, ni la bandera con el aguilucho que llevaba anudada en la muñeca. Nos echaron de la plaza, pero volvimos, y la tomamos, recuperamos Sol aquel 4 de agosto, sólo 2 días después de que la sitiaran y nos expulsaran. Pero el Papa se impuso... peripecias vividas en Málaga y que merecen un capítulo aparte, en agosto nos dejaron también de regalo la reforma constitucional que limitaba el gasto público hasta que se hubiera pagado el último euro a la banca. También el 31 de agosto en el auditorio Marcelino Camacho en el edificio de Comisiones Obreras de Madrid más de 2000 profesores se agrupaban en asamblea tanto dentro como fuera del local... y en septiembre manifestación tras manifestación mientras preparábamos el 6 de octubre la mayor huelga de estudiantes de secundaria (apoyada por los universitarios) en años. 20, 21 y 22 de septiembre, Esperanza Aguirre tembló aquellos días de huelga del profesorado, pero no se amilanó, y empezó un periodo largo de luchas y desgaste. Octubre nos dejó más movilizaciones de profesores y estudiantes, los días 4, 5 y 6 y luego el 19 y el 20. Entre medias volvimos a reclamar democracia real y a gritar "A-ANTI-ANTICAPITALISTAS" por las calles de Madrid, un caluroso (verídico) 15 de octubre. En noviembre siguieron las movilizaciones de profesores y en Egipto se recrudeció la revolución, las elecciones no significaron tanto como a los más institucionalistas les hubiera gustado y pasaron en un ambiente prerrevolucionario de terror y valor de un pueblo oprimido. el 20N pasará a la historia por el año en el que el PP no ganó unas elecciones, sino que el PSOE las perdió concediéndole una mayoría absoluta al partido azul. La izquierda abertzale volvió a las instituciones porque ETA nos dijo que cesaban definitivamente con la violencia en octubre... un periodo de paz se abre en Esukadi. Diciembre mantuvo la línea de los meses anteriores, y entre indultos a banqueros y recortes de derechos sociales nos quedamos, viendo como el mundo se sacude en espasmos que reclaman revolución y participando de todos estos acontecimientos. 

Me dejaré muchas cosas, algunas de vital importancia, otras no tanto. El que escribe estas líneas sólo puede decir que la narración memorística que acaba de hacer del año que se cierra es fruto de haber participado en casi todos los acontecimientos narrados, en primera línea. Para mí este año ha sido convulso en todos los sentidos... personalmente también, pero este no es un blog para hablar de mí, sólo diré que se abrió el año conociendo a personas increíbles, que durante todo él se han ido uniendo "compañeros de viaje", como los llama un buen amigo, y otros se han ido alejando, para pasar a ocupar un viejo lugar en la memoria. El año se cierra igual que empezó, conociendo a personas que espero que permanezcan tiempo en mi senda antes de que nuestros caminos se bifurquen. Siempre echaré en falta a los que ya no están por uno u otro motivo, y el recuerdo será su vida eterna. Feliz año 2012 a todo el mundo que lea este blog que se escribe día a día con las vivencias y ocurrencias de este autor que muchas veces no está a la altura de lo que escribe. 

Para finalizar os dejo dos canciones que este año me han llegado al corazón en forma de espiral, para así tardar más en salir. Rap contra el Racismo, el Chojin y el resto de genios han hecho la canción del año. La otra, Make it Stop, de Rise Against enseña que hay que continuar y luchar... a pesar de lo que digan, a pesar de lo que hagan. Lo dicho, Feliz 2012 a todo el mundo, que este año sea un año para recordar en nuestras cabezas y corazones. 

RAP CONTRA EL RACISMO

MAKE IT STOP (SEPTEMBER'S CHILDREN)

1 comentario:

  1. Feliz año a ti tambien Diego, el año que viene nos traera mucha más lucha y será mucho mejor todo lo que nos queda por vivir a todos los que soñamos por un mundo mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar