jueves, 17 de noviembre de 2011

Falta de escrúpulos, de ética...

<<La crisis de credibilidad de la universidad moderna tiene su origen en el hecho de que no fueran analfabetos, ignorantes ni salvajes sin instrucción quienes planificaron, construyeron e idearon los campos de la muerte. Los centros de la muerte fueron, lo mismo que sus interventores, producto de lo que había sido, durante muchas generaciones, uno de los mejores sistemas universitarios del mundo … 

Nuestros graduados trabajan sin mayores conflictos de conciencia para el Chile socialdemócrata o para el Chile fascista, para la junta griega o para la república griega, para la España de franco o para la España republicana, para Rusia, para China, para Kuwait o Israel, para Estados Unidos, Inglaterra, Indonesia, Pakistán … Esto resume, aunque ásperamente, la función histórica de los técnicos expertos, aquéllos que han sido “instruidos” en las técnicas dentro de la indiferencia moral, ética y religiosa de la universidad moderna.>>

Franklin H. Littell, “The Credibility Crisis of the Modern University”, citado en Zigmunt Bauman, Modernidad y Holocausto, pág. 54.

No hay comentarios:

Publicar un comentario