lunes, 10 de octubre de 2011

Reflexiones de madrugada y sin conexión...


Un silencio compartido,

un arrebato sin decidirlo.

Sentir la novedad

de resultar extraño,

aquel no saber

si es cierto o es engaño.

Esa electricidad

que brota de las manos,

la simple oportunidad

de vivir un buen rato.

[…]

Varios sabores son diferentes,

Un atentado al subconsciente.

Caos y complicidad

caminan de la mano,

ya nunca pedir más

No tener que explicarnos.

Sentirte más allá

de lo bueno y lo malo,

beber la libertad

la botella de un trago.

Se entremezclan sensaciones confrontadas con un halo de vana esperanza. Mañana será otro día más, otro día más en este mundo de injusticia, en este mundo donde los pobres no son y los ricos son pobres. Otro día más en Babilonia… seguiremos andando por el camino hasta llegar al lugar donde puedan descansar nuestros pies y nuestros corazones, y donde la mente retome sus preocupaciones por cómo mejorar un mundo, que primero ha tenido que salvar de él mismo. In God we trust…? no, i didn’t think so… 

No hay comentarios:

Publicar un comentario